Leer es mágico

El libro, un compañero fiel.

Me encanta leer.

Me alegra el día y me inspira la búsqueda de nuevos mundos y personajes explorando otros tiempos y culturas, abriendo puertas al conocimiento y a nuevas dudas.

Leer significa buscar, no conformarse con lo que se tiene o se sabe.

Pero también a refugiarse de la realidad, hasta el momento en que se termina y uno debe despedirse de buenos compañeros.

Leer en silencio o hacerlo a viva voz, disfrutando de sus ritmos y melodías.

El libro es un compañero para tiempos muertos, comidas solitarias o para disfrutar de un parque público con sus silencios y gente a tu alrededor. Un viaje mejora si coincide con una buena obra y en el recuerdo quedarán entrelazados unos y otros.

Mi biblioteca es mi "lugar" en la casa. Es un lugar cálido, envolvente y con sus libros tengo una relación íntima. Los libros "hablan": los leídos me susurran viejas historias; los pendientes se "iluminan" según el día o mi ánimo.

Qué tienen en común Chernobyl, Oh Jerusalén, El Reino, Sumisión, Gracias por el Fuego, En Hombre en Busca de Sentido o El Impostor? Nada o todo. Distintas temáticas, profundidades diversas, pero obras excepcionales que te completan.

La magia continua!

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...